shopalcoholic

Título original: Confessions of a Shopalcoholic
Dirección: P. J. Hogan
País:
USA.
Año: 2008.
Duración: 104 min.
Género: Comedia romántica.
Reparto: Isla Fisher, Hugh Dancy, Krysten Ritter, Joan Cusack, John Goodman, Leslie Bibb, Kristin Scott Thomas, John Lithgow, Julie Hagerty, Lynn Redgrave, Nick Cornish, Robert Stanton, Victoria Roman, Cassidy Gard, Wendie Malick
Producción: Touchstone Pictures y Jerry Bruckheimer Films
Estreno en España: 27 de Marzo del 2009.

 

“¿Hablas Prada?”… Parece mentira que tal y como se perfila el panorama económico, en los cines se nos ofrezca la posibilidad de escuchar una sarta de frivolidades que no cesan de caer en los clichés más absurdos. Aunque quizás, visto de otro modo, esta sea la manera de superar un síndrome de abstinencia al consumismo, tal y como aquellos pintores que muertos de hambre conseguían, pincelada a pincelada, un soberbio bodegón de jugosas frutas. En esta película nos presentan a una de esas New York- fashion victims: Rebecca Bloomwood, nuestra pizpireta protagonista, hará lo imposible por conseguir ser contratada como periodista para la revista “Alette”, la más prestigiosa publicación de moda de la Gran Manzana. Tantas son las ganas de lograr ese sueño, que Rebecca trabajará para la revista “Ahorro seguro”, con la intención de ir ascendiendo hasta pasarse a la revista “Alette”, de la misma familia editorial. Pero, ¿podrá acaso dar consejos económicos una chica que sufre una tremenda adicción a las compras, además de la persecución de un cobrador de deudas? Esta película recuerda sin lugar a dudas a su predecesora en el género: “El Diario de Bridget Jones”. La secuencia de las aventuras se aparece a nuestra protagonista como una sucesión de afortunadas consecuencias, sazonadas por supuesto con esos puntos de humor que hacen más amena la cinta. Es bastante alarmante en la película que las intervenciones de los actores secundarios hagan peor la actuación de la bellísima protagonista, Isla Fisher. El director, P. J. Hogan consigue una magnifica innovación con lo efectos especiales, dejando claro hasta que punto puede llegar la enfermedad de nuestra compradora cuando va de tiendas. Sin embargo, este director puede ser recordado por otros films, como “La boda de mi mejor amigo” (contó con la gran ayuda de Julia Roberts) y la más que inmejorable “La boda de Muriel”. [sí, sé lo que pensáis… este hombre tiene un problema con las bodas… pero para intranquilizaros debo deciros que en la película que ahora comentamos… también hay una boda]

Por supuesto, otra duda que te asalta durante la película es si los productores fueron a por actores de reparto a la residencia de abandono de estrellas de viejas series/películas. En esta película podemos ver a John Goodman y Joan Cusack , que se encargan de interpretar a los padres de Rebecca; quizás los recordéis si os digo que él interpretó a Pedro Picapiedra en la primera entrega cinematográfica de esta saga y ella ha hecho diversos papeles, quizás de los más famosos fue el de “Nueve meses”, como la amiga de la protagonista. También podemos encontrar a nuestra anorex… digo, delgadísima amiga Leslie Bibb, más conocida quizás por sus papeles en la serie “Popular” y la película “The skulls” [sino caéis, tranquilos, mirad la foto 3 que seguro que su cadavérica cara os suena]. La británica actriz Kristin Scott Thomas tiene el cargo de interpretar a la directora de la revista “Alette“, como una francesa afincada en Nueva York, terror de los mercadillos de pueblo y la más fashionable de la gente cool. Sinceramente, Kristin tuvo mucha más suerte con películas como “Cuatro bodas y un funeral”, “El paciente inglés” (con ésta se llevo el Oscar a la mejor actriz) o “Hace mucho que te quiero”. También podría haber reconsiderado su participación John Lithgow [5], más conocido por su participación en “La fuerza del cariño” (consiguió el Oscar) o series televisivas como “Cosas de marcianos” (Third rock from the sun), en la que interpretaba al padre de la extraterrestre familia. Finalmente, y no por ello es menos importante en nuestro corazón, podemos volver a ver a Wendie Malick, actriz que interpretaba en la serie “Dame un respiro” (“Just shoot me”) a la ex-modelo Nina Van Horn. Pese a todas estas resurrecciones interpretativas, esta película se puede considerar como una de esas cintas que pese a no aportarte nada te hacen reír, y te hacen olvidar, aunque sólo sea por algo más de una hora, que ahora no podemos comprar todo lo que queremos… aunque hablemos Prada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.