Un problema bien encarado es un problema medio resuelto.
Charles Kettering

 

Queridos amigos de Canes al cine:

Un honor volver a estar con todos vosotros. No podemos olvidar en estas fechas a unos amigos especiales que tantas alegrías nos brindan, las mascotas y, en este caso, nuestros amigos los perros. Por ello hoy vamos a hablar de un corto de animación Disney, una de sus famosas “Silly Symphonies” llamada Santa´s Workshop (1932, Wilfred Jackson), y dentro de éste el apartado The night before Christmas, cuyo 80 aniversario se cumple este año.

Fotograma de Santa´s Workshop (1932, Wilfred Jackson). Todos los derechos reservados a Disney Pictures

Se trata de la noche antes de Navidad, como su propio título indica, y comienza mostrando cómo Santa va en su trineo tirado por los famosos renos. Así llega a una casa donde ocho niños y niñas, y su hermanito bebé Junior, esperan en su camita la llegada de los esperados regalos. Por la chimenea aparece, regordete y orondo, un bondadoso caballero, vestido de rojo con ribetes blancos. Es Santa. A través de canciones va preparando y dando vida a sus muñecos, quienes montan un precioso árbol de Navidad. El sonido despierta a los niños que, corriendo a toda prisa, ven todos sus regalos.

Fotograma de Santa´s Workshop (1932, Wilfred Jackson). Todos los derechos reservados a Disney Pictures

En cada calcetín había una carta escrita (o dibujada) con las cosas que cada uno pidió, seguro que fueron “buenos” porque allí estaba todo, aunque destaca un paquete especial dirigido a Junior (“para Junior”); el bebé baja corriendo para abrir la cajita y dentro encuentra un perro scottish terrier con su abriguito a cuadros. Al ver a Junior el cachorro lame la sucia carita del bebé llena de hollín. Todos miran por la ventana y ven desaparecer a Santa en su trineo.

Fotograma de Santa´s Workshop (1932, Wilfred Jackson). Todos los derechos reservados a Disney Pictures

Es una preciosidad, seguro que en un ratito, tanto si tienes hijos como si no, te encantará verla y disfrutarla. Lo bueno de Disney es que se dirige a todos los públicos. Pero hay algo que en este recordatorio me gustaría añadir, y es a colación de los regalos de Navidad. A veces con todo el cariño se regalan mascotas, y los cachorros, cuando empiezan a dar mucho la lata, son abandonados. Una forma sana de afrontar la decisión de incorporar un miembro a la familia sería el ponerse de acuerdo acerca de la educación de los perros, y a dónde se les puede llevar. Hoy en día hay muchos hoteles en los que permiten la entrada a las mascotas. Así que, cuando lo tengas claro, y veas empezar esos primeros problemas que se solucionarán cuando el perrito esté educado, ten en cuenta que luego todo será mucho más divertido y estupendo.

Espero que seáis muy felices y que estas Navidades os traigan muchos regalos.

Los problemas bien encarados son medios problemas.

Con todo el cariño, desde Canes al cine.

Desde estas páginas y recordando a una perrita negra, otra scottish terrier que tantos días y años felices nos brindó, le mando todo el cariño que ella nos dejó, y la foto al lado del árbol que tanto le gustaba. Era la primera cada vez que se hacía una foto. Ella también era una estrella. Gracias Andy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.