paranormal

Título original: Paranormal Activity 2
Dirección: Tod Williams
País: EEUU.
Año: 2010.
Duración: 91 min.
Género: Terror, Suspense.
Reparto: Katie Featherston, Micah Sloat, Brian Boland, Sprague Grayden, Molly Ephraim, Tim Clemens
Guión: Michael R. Perry, Christipher Landon, Tom Pabst, Oren Pell
Producción: Oren Pell, Jason Blum, Akiva Goldsman
Edición: Gregory Plotkin
Fotografía: Michael Simmonds.
Estreno en España: 22 de Octubre del 2010.

Recurriendo a un exceso de poca originalidad, de nuevo podemos encontrar en las carteleras una precuela más, en este caso de la exitosa Paranormal Activity (2009).

En esta nueva entrega los padres de la idea tratan de aportar algo más de veracidad a la primera parte describiendo los eventos que le suceden a la hermana de la protagonista de la primera película, Kristi (Sprague Grayden) y su familia. Tras experimentar extraños sucesos en su casa, su marido Dan (Brian Boland) y ella deciden cubrir todos los posibles recovecos de la casa con cámaras de vigilancia ininterrumpida.

Una vez que la situación se les escapa de las manos, ya no queda más que persignarse y hacer una revisión detallada de los vídeos nocturnos, para saber qué es lo que está amenazando a la familia, y en particular al pequeño Hunter, que sufre ajeno a todo una enfermiza obsesión por parte de la entidad paranormal. Una vez más podemos acudir al cine a comprobar cómo cámaras nocturnas – estratégicamente colocadas por una sombría casa – pueden desvelar horripilantes y absurdos misterios de mano de entidades psíquicas con demasiado afán de protagonismo. ¿Qué más podríamos añadir, además de esa recurrente escena del limpiador de piscina trepando por el bordillo?… Simplemente, escalofriante…

Pese a todo es de agradecer a este film la apreciable contribución que hacen para la integración de  empleadas del hogar latinoamericanas en las casas estadounidenses… Recordad que siempre podréis recurrir a ellas cuando no sepáis como bendecir un crucifijo con una botella de aceite de oliva – de la variedad cornicabra, no penséis que cualquiera puede – o cuando necesitéis de alguien que además de mantener limpia la casa, mantenga lejos a los malos espíritus – ¡¡y todo con la misma aspiradora, sin cambiarle el filtro ni nada!!-.

Lo único que parece volver a demostrarnos este tipo de cintas es que las ideas simples, de bajo presupuesto, son las que más apoyo encontrarán en el público. Esta nueva entrega ha conseguido recaudar 41,5 millones de dólares sólo en su primer fin de semana en EEUU y Canadá… Teniendo en cuenta que los gastos asociados a la película ascendieron simplemente a 3 millones de dólares, lo realmente paranormal de esta historia es el motivo que hace que esta segunda entrega, sea aún más capaz que su hermana mayor, pese a que no aporta nada nuevo…

Con todo, no tengo más remedio que desvelaros lo único que podría dejaros de verdad sin respiración de manera fulminante: los productores ya han prometido una tercera parte de Paranormal Activity… quién sabrá lo que nos deparará la visión nocturna…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.