el gran gatsby leonardo dicaprio todoescine

 

Título original: The Great Gatsby.
Dirección: Baz Luhrmann.
País: Estados Unidos, Australia.
Año: 2013
Duración: 142 min.
Género: Drama, romance.
Reparto: Leonardo DiCaprio, Tobey Maguire, Carey Mulligan, Joel Edgerton, Isla Fisher, Jason Clarke.
Producción: Baz Luhrmann, Lucy Fisher, Douglas Wick, Catherine Martin, Catherine Knapman.
Música: Craig Armstrong.
Fotografía: Simon Duggan.
Montaje: Jason Ballantine.

 

Nick Carraway (Tobey Maguire) inicia su relato como una intensa terapia. Internado en un sanatorio para tratar cierto alcoholismo y una gran desidia por la vida, Nick recuerda, a través de las páginas que escribe, todo lo maravilloso que le ha hecho caer tan bajo. Y su obsesión tiene un nombre: Gatsby. Jay Gatsby (Leonardo DiCaprio). Sus anotaciones nos llevan al verano de 1922, en el cual Nick alquila una humilde casa en Long Island. Cuanto menos, su casa resulta un cuchitril al lado de la increíble mansión que se levanta a su vera. Una extraña mansión, ocupada por un invisible dueño, al que nunca nadie ha puesto cara, y del que nunca nadie recibe invitación para sus tumultuosas fiestas. Nadie salvo Nick.

La reciente visita de Nick a su prima Daisy (Carey Mulligan), que reside al otro lado de la bahía con su arrogante marido, Tom Buchanan (Joel Edgerton). Decidido a conocer a tan homenajeado vecino, Nick se pone sus mejores galas para una fiesta que supera todo lo que el pudiera imaginar. Pero la noche no acaba ahí. A Nick le espera una entrevista con el mismísimo Gatsby.

leonardo dicaprio en el gran gatsby en todoescine
Imagen de El gran Gatsby, distribuida por Warner Bros. Pictures International España © 2013 Warner Bros. Pictures, Village Roadshow Pictures, A&E Television, Bazmark Films y Red Wagon Productions. Todos los derechos reservados.

Encantado de hacer confidencias a su nuevo “compañero”, Gatsby revela el verdadero interés que le hizo mudarse a esa mansión y hacer tan fastuosas celebraciones: Daisy. Antes de amasar su increíble fortuna, un desconocido Jay Gatsby cometió el ya demasiado manido error de enamorarse de imprevisto. Pero su situación le alejó de Daisy, que tuvo que aceptar un matrimonio con un joven exitoso y tratar de olvidar a su amante inexistente. Gatsby procura una y otra vez retomar su historia de amor, convencerla de que un nuevo comienzo es posible y borrar todo lo que pasó en cinco años. Cinco años de los que Gatsby tendrá que aprender que quizás un nuevo comienzo no puede provocar el efecto deseado.

Baz Luhrman –Romeo y Julieta (1996), Moulin Rouge! (2001), Australia (2008)- retoma la batuta para dirigir una nueva versión del libro homónimo escrito por Scott Fitzgerald en 1925. Con un gran predecesor, protagonizado por Robert Redford y Mia Farrow, la película se impregna ahora de ese plasticismo made in Luhrmann. Suntuosas fiestas son el marco perfecto para plasmar esa época de jazz y euforia de la Gran Manzana. Quizás las adaptaciones de éxitos actuales restan mérito a la banda sonora, hubiera sido un gran homenaje mantener esos ritmos tan característicos y dejar que la audiencia entre de lleno en la época del Gran Gatsby. Una imagen muy cuidada y espectacular parecen resarcir el pinchazo musical, pero sobre todo, lo menos desdeñable son lo símbolos que como pinceladas, van enriqueciendo el film: la luz verde entre la niebla, las recurrentes máquinas de escribir (el fetiche de Luhrmann queda con las Olivetti confirmado una vez más después de tanta lacrimógena tecla en Moulin Rouge!), ese original movimiento que te arrastra de un escenario a otro, y cómo no, esa historia de amor que se ceba con la maquillada decadencia de cada uno de los personajes de la historia.

Una pálida luz verde titila al otro lado de la bahía. Incesante, parece burlarse de un Gran Gatsby que intenta alcanzarla extendiendo su brazo. Tan cerca de un nuevo comienzo, tan lejos de un final feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.