Sé tú mismo. El resto de los papeles ya están cogidos.

Oscar Wilde

Queridos amigos de Todo Es Cine:

Un placer volver a estar con todos vosotros. Empezamos mes y, con él, iniciamos el análisis de dos películas: Chocolat (2000, Lasse Hallström) y Soul (2020, Peter Docter). La primera de ellas, Chocolat, está basada en la novela de Joanne Harris y nos transporta a Lansquenet, una bonita villa francesa, en 1959. hasta allí llega Vianne (Juliete Binoche) junto a su hija Anouk, dejando atrás un mal pasado, y creen que en ese pueblo van a conseguir todos sus sueños. Alquilan una casona y, en el bajo, instalan una bombonería. El chocolate es el principal ingrediente de aquel festín de colores y sabores.

Imagen de ‘Chocolat’ © 2000 Fat Free, David Brown Productions, Miramax. Todos los derechos reservados.

El olor dulce y amargo de ese manjar llega a todas las casas y calles, pero Lansquenet tiene su peculiaridad. El alcalde, Comte de Reynaud (Alfred Molina) es un hombre viudo y obsesionado por su querida esposa, a la que idolatra; su afán es la castidad y las buenas formas de todos sus conciudadanos. El sacerdote (Hugh O’Conor) es su compañero fiel, y en sus sermones y en la vida cotidiana se encarga de repetir las frases del alcalde.

Imagen de ‘Chocolat’ © 2000 Fat Free, David Brown Productions, Miramax. Todos los derechos reservados.

Pero en el pueblo también existen otras personas, todas ellas diferentes; gente a las que les gusta ir a tomar una tacita de ese chocolate o a comprar unos dulces para llevar. El entrar en esa tienda se convierte en algo pecaminoso, por lo que se acaba por no entrar para no incurrir en algo que no está bien visto socialmente. Un día aparece por el río del pueblo la embarcación de Roux (Johnny Depp), un hombre totalmente distinto a los de la localidad. La gente que le acompaña no es bien recibida en el pueblo, donde Vianne, con sus zapatos rojos y su ropa de colores provoca un escándalo solo con su presencia. Y la aventura es para vosotros.

Imagen de ‘Chocolat’ © 2000 Fat Free, David Brown Productions, Miramax. Todos los derechos reservados.

Soul es una película animada de Disney Pixar. Su protagonista es Joe (Jamie Foxx), un hombre al que le encanta la música y que quiere, sobre todas las cosas, formar parte de un grupo de jazz. Escuchando música pierde todo sentido, salvo el de encontrarse con su pasión. La vida y su madre le hacen pensar que la docencia musical le va a dar un sueldo fijo y una vida más equilibrada.

Imagen de ‘Soul’ © 2020 Walt Disney Pictures Pixar Animation Studios. Todos los derechos reservados.

Un día, a la salida de la escuela, escucha una voz femenina que le encanta. Entra en el local donde está cantando y le ofrecen un puesto como pianista. Al salir a la calle tiene un accidente y se dirige a un sitio especial donde ve almas. Allí le enseñan cómo se preparan para venir a la Tierra, lo diferentes que son sus personalidades: unas van a dedicarse a una cosa, otras a otras.

Imagen de ‘Soul’ © 2020 Walt Disney Pictures Pixar Animation Studios. Todos los derechos reservados.

Joe se hace amigo de una de esas almas, 22 (Tina Fey), y esta le enseña aquello que Joe desconocía. Y eso es para vosotros.

Imagen de ‘Soul’ © 2020 Walt Disney Pictures Pixar Animation Studios. Todos los derechos reservados.

He combinado estas dos películas porque, aunque no lo parezca, de ambas se puede extraer una reflexión similar. En la primera, se nos muestra que no todas las personas son felices con la misma forma de vivir, cada uno tiene su experiencia, su personalidad, sus vivencias; todo eso le configura para ver el mundo a su manera y, con ello, ser felices. A la segunda le ocurre lo mismo, las almas que vienen se preparan en aquello que les va a gustar. Hay personalidades de todo tipo: extrovertidos, introvertidos, con la mente más abierta a nuevas sensaciones, aquellos a los que no les gusta ese tipo de experiencias… De todo. Y eso no los hace ni mejores ni peores, solamente hace que convivamos y que cada uno deba encontrar aquello que le guste, siempre y cuando sea ético, para ser feliz.

Imagen de ‘Chocolat’ © 2000 Fat Free, David Brown Productions, Miramax. Todos los derechos reservados.

Por eso, sé tú mismo. El resto de los papeles ya están cogidos.

Con todo el cariño, feliz febrero desde La Mecedora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.