No hay armonía
cuando todos cantan la misma nota
Doug Floyd

Queridos lectores y amigos de Todo Es Cine. Estoy encantada de poder volver a estar con todos vosotros para que podamos cavilar sobre las películas que nos gustan. Hoy os voy a proponer Precious (2009, Lee Daniels), ganadora el pasado año de un Oscar a Mejor Actriz de reparto (Mo´nique). Se trata de la historia de una chica de dieciséis años, Claireece Precious Jones (Gabourey Sidibe), adolescente que padece una gran obesidad y terribles problemas, uno de ellos el haber nacido en un ambiente y con unas personas que no la comprendían ni amaban. Es un drama, pero por desgracia no es el único, en la vida real, cantidad de veces nos cuentan en las noticias que en algún sitio de nuestro mundo, algún “monstruo” ha hecho alguna tropelía. En este caso el monstruo es su padre, con quien tuvo primero una niña con Síndrome de Down, y después otro pequeño.

mecedora_precious_apaisado

Imagen de “Precious” – Copyright © 2008 Lionsgate, Lee Daniels Entertainment y Smokewood Entertainment Group. Distribuida en España por Filmax. Todos los derechos reservados.

Precious es una chica analfabeta a la que su madre (Mo´nique) maltrata y obliga a comer lo que la joven prepara para la familia. Parece que el hacerla sentir “distinta”, quita a su madre la gran disonancia que le provoca ver a su propia hija. Hasta que un día, una profesora lesbiana de raza afroamericana, la señorita Rain (Paula Patton), igual que ella y sus compañeras de clase, encontró el potencial que Precious llevaba dentro, aparte de su bello hijo. La historia, dentro de lo que cabe esperar, termina bien. Ojalá todas las historias de frustración, violencia o desigualdad, terminaran siempre bien. Aquí el enemigo estaba en la propia familia, la propia casa, lo que amas; es por lo tanto más cruel. Sin entrar en valoraciones morales, que las hay, sólo puedo deciros que debemos amar, igual que Precious amó a sus hijos, luchó por ellos, y así con su corta edad, supo enfrentarse a la vida.

Las notas no deben ser iguales, cada uno lleva la suya, y con esa desigualdad se forman las mejores de las creaciones. Precious era su propia nota, lo único que tuvo que hacer es ponerse en su sitio, y desde allí sonar.

Hoy también debemos despedir a una persona especial, preciosa, Miss Mundo y Miss Universo, Amparo Muñoz, intérprete en el cine con grandes autores, entre ellos Saura y su Mamá cumple cien años. Te deseamos que tu nota suene también en lo alto.

Que tú suenes siempre y seas muy feliz. Desde la Mecedora, con todo el cariño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.