El amor no tiene edad siempre esta naciendo.
Blaise Pascal

Queridos amigos de Todo Es Cine:

Un placer volver a estar con todos vosotros; empezamos año y, con él, nuestros mayores deseos de entregaros desde estas páginas todo nuestro trabajo, así como compartir la alegría de la lectura para hablar de nuestra pasión, el cine. Como todos los meses, éste os traemos un especial, en este caso sobre “volver a empezar”. Para ello voy a recurrir a una película que, como en El curioso caso de Benjamin Button (2008, David Fincher), da la sensación de terminar cuando, en realidad, es un volver a empezar.

banquete de bodas richard brooks en todoescine

Imagen de“Banquete de bodas” © 1956 Metro-Goldwyn-Mayer. Todos los derechos reservados

Cuántas recesen nuestra vida creemos que todo ya va como siempre y, de repente, como en La vida manda (1944, David Lean), nos enseñan que hasta el final, la vida es un aprendizaje en el que siempre hay que volver a empezar. Aunque seas joven seguro que te has dado cuenta de que tu vida ha sido un cúmulo de vidas; pues esta película de la que os voy a hablar, nos da la entradilla para la reflexión. Se trata de Banquete de bodas (1956, Richard Brooks), basada en la obra de Paddy Chayefsky y con guión escrito por Gore Vidal.

La historia nos lleva a Nueva York en los años cincuenta; allí un ama de casa, Agnes (Bette Davis), que encarna como nadie la cara cansada de una mujer frustrada que siente que la vida le ha defraudado; Agnes vive con su marido Tom, interpretado por Ernest Borgnine,  otro actor que también encarna el papel agotado y no feliz. Agenes y Tom tienen dos hijos, Jane (Debbie Reynolds) y Eddie (Ray Stricklyn). Jane aprovecha la situación de que una amiga suya espera un bebé, para casarse con su novio Ralph (Rod Taylor), pues deben llevar un coche, porque su amiga y su marido no pueden, aprovechando para hacer el viaje de novios. No quieren una ceremonia fastuosa, sólo quieren la familia cercana, nada más. Esta decisión entristece a Agnes, no son pobres pero ella nunca tuvo una boda, y siempre echó de menos tenerla, no quiere que su hija pase por eso. Además los padres del novio son gente más pudiente y le hacen sentir mal. Además la gente cree que sucede algo al existir tanta prisa por casar a “la niña”. También el hermano de Agnes (Michaleen Flynn, actor maravilloso que en El hombre tranquilo mostró su papel de irlandés con gusto), se sentirá excluido de la boda, al igual que su mejor amiga. O se hace lo que todos quieren o se hace lo que quiere cada uno. Cuando Agnes se ve al frente, con el poco presupuesto que tiene, las cosas se le irán de las manos. Una conversación, después de tantos años, con su marido Tom, le hará volver a la realidad; ella debe volver a empezar, allí todos inician una vida, su hija, su hermano que sed casa después de tantos años, su hijo que se va a hacer el servicio militar, tanta gente. Y ahora su “vida manda”, hay que adaptarse.

banquete de bodas de richard brooks en todoescine

Imagen de“Banquete de bodas” © 1956 Metro-Goldwyn-Mayer. Todos los derechos reservados

Sí, empezamos año, pero la vida manda, cuántas veces una carta, una noticia, una persona que está en tu vida, hace que de repente vuelvas a empezar. Nunca es tarde para ello, nos tenemos que ir acostumbrando a tantos y tantos cambios, forman parte de la vida, forman parte del crecimiento, y aunque nos parezcan tristes, la vida está viva. Y mientras hay vida, hay movimiento.

Acordaos, el amor no tiene edad, siempre está naciendo.

Con todo el cariño, feliz año nuevo lleno de amor, desde la Mecedora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.