La historia del cine está repleta de personajes femeninos fuertes y complejos, alejándose del estereotipo de mujer desvalida y en continua necesidad de ser rescatada. Margo Channing, protagonista de Eva al desnudo es una de ellas (Dir. Joseph L. Mankiewicz, 1950), interpretada por una madura Bette Davis. Margo es una famosa actriz de teatro del panorama neoyorkino, a sus recién cumplidos cuarenta años la diva siente inseguridad ante su joven novio y el siempre cruel mundo del espectáculo, y que ambos dejen de sentirse interesados por ella para quedarse con otra más joven. Su difícil carácter con fuertes altibajos le llevan a enfrentarse a todos los que la quieren y rodean. Ella representa a esas estrellas de cine y teatro endiosadas, con la incesante demanda de ser atendidas y que creen estar en posesión de la verdad. Margo parece indestructible, sin embargo, tiene grandes debilidades, algo que humaniza al personaje.

eva al desnudo
Imagen de Eva al desnudo © 1950 Twentieth Century Fox Film Corporation. Distribuida en España por Twentieth Century Fox. Todos los derechos reservados.

La interpretación que Bette Davis realizó de ella le valió un bien merecido premio en Cannes, el reconocimiento de crítica y público y un efímero resurgir en horas bajas. Como si el declive de Margo se extrapolara a Bette, quien en la siguiente década realizaría pocos trabajos. El argumento tiene dos narradores, el crítico Dewitt y la mejor amiga de la protagonista, ambos, a su vez, amigos de los dos personajes en torno a los que gira la historia, Eva y Margo. Eva Harrington es en apariencia una joven cándida que admira a Margo, a quien desea servir y ayudar fielmente. Pero pronto se descubrirá que esa piel de cordero esconde a una fiera a  punto de abalanzarse sobre su presa. Aprovechándose  de todos y haciéndose pasar por una criatura desvalida, logrará hacerse con la ayuda, compasión y empatía de todo el grupo de amigos.

Únicamente un personaje desconfía de ella desde el inicio, la fiel amiga y asistenta de Margo, Birdie (Thelma Ritter), quien sembrará la semilla de la sospecha. Como el título nos revela, se cuenta en un flash back la verdad absoluta sobre Eva, comenzando por el final, cuando ya es una reconocida actriz, la historia de una mujer falsa y embaucadora, capaz de todo por el éxito. Pero esta falsa Cenicienta no logrará el infortunio y la ruina  de Margo, más bien lo contrario, pues tras muchas idas y venidas conseguirá hallar la felicidad junto a su amado, al disipar todas sus dudas y adoptar una confianza absoluta.

eva al desnudo
Imagen de Eva al desnudo © 1950 Twentieth Century Fox Film Corporation. Distribuida en España por Twentieth Century Fox Spain. Todos los derechos reservados.

Esta obra imprescindible del cine ganó seis premios Oscar de los catorce a los que había sido nominada, entre ellos el de guión, una adaptación que Joseph L. Mankiewicz  hizo de un relato corto de Mary Orr (La sabiduría de Eva) y en el que dejó patente su buen hacer, con unos diálogos espléndidos. Otro de los premios fue también para él, como director, aunque debemos remarcar que Bette Davis no era su primera opción para el papel principal de Margo, sino Claudette Colbert, pero al sufrir un accidente pasó a ser Bette Davis quien se hiciera con él, aunque no era muy deseable en ese momento por los problemas que tenía con los estudios. Una lucha debida a la discriminación que las estrellas femeninas sufrían. En la película se dejan entrever ciertas discriminaciones, como que a sus recién cumplidos cuarenta  años  una actriz tan reconocida comience a  ser desechable, o cómo la diferencia de edad no afecta de igual modo ni es vista de la misma manera cuando es la mujer quien aventaja en número.

eva al desnudo
Imagen de Eva al desnudo © 1950 Twentieth Century Fox Film Corporation. Distribuida en España por Twentieth Century Fox. Todos los derechos reservados.

Y aunque entre esta pareja la mujer más joven no logra interponerse, sí que logra desbancarla en el teatro. Algo que como las imágenes finales nos demuestran en esa imagen caleidoscópica e infinita de los espejos, siempre se repite, pues otra más joven y ambiciosa vendrá a hacerse un hueco en el difícil mundo del espectáculo, ocupando el lugar que a otra le pertenece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.