Todos tenemos una o varias comedias de situación que han marcado nuestra vida, uniéndonos a otras personas que a su vez también la siguieron, formando una comunidad con los que compartimos los mejores momentos de la serie, nos informaban sobre el contenido de los capítulos que nos habíamos perdido, de los cambios de emisión e incluso de cadena, y comprendieron muletillas o bromas reiterativas que hacíamos sobre alguno de los personajes.

Friends_pictures_4.jpg

Imagen de Friends © 1994. Producida por Warner Bros. Television y Bright/Kauffman/Crane Productions. Distribuida en España por Canal + España (1995-2005), y Cuatro (2005). Todos los derechos reservados.

De entre estas sitcom  Friends esuna de las que más adeptos ha logrado y de las más longevas junto con la mítica y adorada Cheers. Hace veinte años se inició la andadura de estos seis amigos que entre sus pisos coloridos y el sofá del café Central Perk compartieron sus aventuras y desventuras de la vida, una época maravillosa que duró diez temporadas y años en las que reímos como con pocas comedias se puede una reír. Terminaría cuando como en la vida real, se deja de proyectar esa fidelidad y compañerismo por los amigos para focalizarlo más en las nuevas familias que se van formando. Cuando las vidas de los componentes del grupo evolucionaron.

friends-the-end-friends-25448867-2500-1629.jpg

Imagen de Friends © 1994. Producida por Warner Bros. Television y Bright/Kauffman/Crane Productions. Distribuida en España por Canal + España (1995-2005), y Cuatro (2005). Todos los derechos reservados.

Tal vez su gran éxito no sólo fuera debido a los continuos  gags, sino también a la empatía que se llegó a crear entre personajes y público, una tropa de admiradores que se identificaba con todos los protagonistas pues la característica particular que los define a cada uno de ellos por separado están presentes en todos nosotros, porque ¿quién no se ha sentido en determinados momentos de su vida tan maniática como Monica, tan rara como Phoebe o tan tonta como Joey?
Así todos llevamos un poquito de cada uno de ellos dentro. Tal vez estos estereotipos marcados, entre otras cosas, fueran una de las claves de su éxito.
El final de la serie dejó un vacío difícil de llenar, hay quien afirma que The Big Bang Theory  ha recogido el testigo y aunque posee un gran número de seguidores, hasta ahora parece no llegar a los que poseyó su predecesora. Personalmente si me dan a elegir entre Smelly Cat y Dulce Gatito, siempre me quedaré con Gato Apestoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.