El tiempo no sólo cura sino que también reconcilia.
Cecil Beaton

Queridos amigos de Todo Es Cine:

Un placer volver a estar con todos vosotros. Como solemos hacer habitualmente, os traemos un especial este mes, aprovechando el reciente cumpleaños de Billy Wilder (22 de junio de 1906), ofreciéndoos esta vez las películas que ha realizado el maravilloso director junto a una de sus musas (aunque no se llevaran exactamente bien), nuestra querida y maravillosa Marilyn Monroe. He querido escoger a estos dos personajes, ya que en su filmografía existen dos películas en las que han trabajado juntos y han sido todo un éxito, un recuerdo para la historia del cine con mayúsculas: La tentación vive arriba (1955) y Con faldas y a lo loco (1959).

la tentacion vive arriba en todo es cine
Imagen de La tentación vive arriba (1955), producida por Charles K. Feldman Grooup y Twentieth Century Fox Corporation. Distribuida por MGM Home Entertainment 2004. Todos los derechos reservados

La historia de La tentación vive arriba, pertenece a los años cincuenta, una época en la que los maridos de Nueva York, dejaban ir a sus mujeres y a sus hijos a otras zonas donde el calor del verano pudiera hacer más llevadera la vida cotidiana. Ellos se quedaban en la ciudad ejerciendo de lo que en España se conoce como “Rodríguez”. Así el protagonista, Richard Sherman (Tom Ewell), un señor hipocondríaco y muy obsesivo, se quedará solo en el edificio donde vive su vecina, una mujer muy especial, nuestra Marilyn Monroe. Poco a poco se van haciendo amigos; ella pasaba todas las noches intentando mitigar el horrible calor, ya que al contrario que el señor Sherman, no tenía aire acondicionado. Sus salidas, sus improvisadas tertulias y los pensamientos que Richard tiene con su vecina os harán divertiros, sobre todo al descubrir cómo un hombre puede crearse una película en su propia mente. También de La tentación vive arriba será el fotograma que ha dado la vuelta al mundo, el de Marilyn en la rejilla del metro  con la falda levantada por el aire que salía del conducto de ventilación.

Con faldas y a lo loco nos lleva, por el contrario, a los años veinte. Un par de amigos músicos, Jack Lemmon y  Tony Curtis, encarnan a Jerry y a Joe, dos personajes que en esos años, son testigos de la Masacre del día de San Valentín. Al verse perseguidos  intentan huir, y no se les ocurre nada más original que vestirse de mujeres e ir con un grupo de músicas que viajaban a California. Si queréis carcajadas y comedia de situación, no os perdáis Con faldas y a lo loco. Marilyn aparece en acción en una estación de tren, otro fotograma que está en todas nuestras retinas, el tren, el vapor en sus piernas y los dos caballeros mirando la imagen.

con faldas y a lo loco nobody is perfect en todo es cine
Imagen de Con faldas y a lo loco  (1959), producida por Ashton Productions y The Mirisch Corporation. Distribuido en España por MGM Home Entertainment 2004. Todos los derechos reservados

En el hotel, Joe se enamorará de Sugar (Marilyn), e intenta a través de las conversaciones nocturnas, pasar por un hombre rico para poder enamorarla. Por otra parte, Jack Lemmon se ve envuelto en los gustos un poco excéntricos de un millonario que ve en ese hombre disfrazado de mujer, al amor de su vida. Muchas peripecias y aventuras en una película que es y será irrepetible, y cuyo final, puede equipararse al de Casablanca. Con su “Nadie es perfecto” encantará tanto a los cinéfilos como a las nuevas generaciones.

Me alegro de poder hablaros de dos grandes estrellas. Tanto Wilder como Marilyn son personas excepcionales que nos han dejado un legado maravilloso, síntoma de todo ello es la cantidad de reproducciones de esos fotogramas, que todavía siguen siendo una marca, la marca de lo bien hecho.

La máxima que he escogido os puede parecer un poco atípica, pero casa a la perfección, pues estos dos genios de la gran pantalla, uno director, otra actriz, no fueron en su momento del todo amigos, sin embargo, seguro que viendo hasta dónde han llegado trabajando juntos, no sólo se habrán pasado los enfados del rodaje, sino que deben haber quedado encantados con su trabajo, un trabajo que sigue dando sus frutos.

Gracias por ello, desde Todo Es Cine felices vacaciones.

Con todo el cariño, desde la Mecedora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.