Sólo se burla de las heridas quien nunca ha sido herido.
William Shakespeare

Hoy puedo confesar que me siento herida, el día 13 de mayo de 2010 nos levantamos con la noticia de la muerte de Antonio Ozores. Me causó una gran tristeza llena de unos recuerdos estupendos de alguien que nos ha ido dejando a varias generaciones mucha felicidad; quizá sea eso, que las personas que te hacen feliz, son las que más duelen. Qué podría deciros de él. Fue un hombre muy querido, alto y desgarbado; parecía como la espiga de trigo, que cuanto más llena de granos, más se encoge hacia la tierra, al contrario que la espiga falta de grano, que se “sube” alta y erguida hacia el cielo.

antonio ozores
 Fotograma de Los tramposos (1959), de Pedro Lazaga. Ágatha Films. S.A. Todos los derechos reservados.

Nos hizo reír en películas tan bonitas como Los ladrones somos gente honrada (1956), Las dos y media y… veneno (1959), Chica para todo (1963), ¡Cómo está el servicio! (1968), o incluso El hijo del cura (1982).

Antonio Ozores ha sido parte de una gran saga, y lo sigue siendo, ahí queda su hija Emma, a la que mandamos nuestro más sentido pésame, aunque por otra parte te diré Emma, que tienes mucho que agradecer, por haber conocido a una persona tan prolífica y tan llena de creatividad, que ha estado contigo; has visto en él y en tu familia el lugar de amar, eso es tan importante y maravilloso, que me alegro que hayas vuelto a la fuente (tu obra de teatro), a seguir ensalzando el apellido que llevas.

Muchas gracias, Antonio; gracias por tus momentos mágicos, con los que has ido explicando los cambios en clave de humor de la parte de historia que nos ha tocado vivir. Gracias por tu trabajo, eso te honra y te hace no morir.

Como decía San Agustín: “He de trascender, pues es mi naturaleza, para ascender como por escalones hacia aquél que me hizo”. Pero tú te llevas todo nuestro cariño y un gran aplauso.

Gracias por haber estado aquí, y compartir tu vida.

Desde la mecedora: no te olvidaremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *