En cada cosa pequeña hay un ángel.

George Bernanos

Queridos amigos de Todo Es Cine:

Un placer estar con todos vosotros. Hoy vamos a hablar de una película que cumple treinta y cinco años, Los cazafantasmas (1984) dirigida por Ivan Reitman y escrita por Dan Aykroyd, Harold Ramis y Rick Moranis. Muchos de vosotros quizá no habíais nacido cuando se estrenó, pero seguro que, cuando suenan los acordes del tema de Ray Parker Jr., identificáis inmediatamente la cinta a la que nos referimos.

Imagen de ‘Ghostbusters’ © 1984 Columbia Pictures, Delphi Films, Black Rhino Productions. Distribuida en España por Columbia Pictures. Todos los derechos reservados.

La historia nos lleva a la universidad de Columbia, en Nueva York. Allí, a tres amigos científicos, por diferencias con el departamento del centro, les es denegada la ayuda para proseguir con sus investigaciones, teniendo que poner ellos su dinero para crear un lugar donde observar y estudiar los sucesos paranormales. Egon Spengler (Harold Ramis) es el más serio de los tres, y en sus investigaciones crea junto con Peter Venkman (Bill Murray) y Ray Stantz (Dan Aykroyd) diversos instrumentos con los que puede recoger muestras y medir todo tipo de entes paranormales o “ectoplasmas”.

Imagen de ‘Ghostbusters’ © 1984 Columbia Pictures, Delphi Films, Black Rhino Productions. Distribuida en España por Columbia Pictures. Todos los derechos reservados.

Invierten el poco dinero que les queda en un antiguo edificio que fue un parque de bomberos, y se hacen con un coche funerario para convertirlo en el automóvil donde se transportan y llevan la maquinaria. Así nacen los “Cazafantasmas”, un grupo que se encarga de detectar y eliminar los entes que aparecen en la ciudad. Aunque el volumen de trabajo es escaso, contratan como secretaria a Janine Melnitz (Annie Potts) e incluso a Winston Zeddemore (Ernie Hudson), un testigo de este tipo de fenómenos que se une al equipo. Sin embargo, no hay casos y el dinero no entra en sus cuentas.

Imagen de ‘Ghostbusters’ © 1984 Columbia Pictures, Delphi Films, Black Rhino Productions. Distribuida en España por Columbia Pictures. Todos los derechos reservados.

En otro lado de Nueva York, Dana Barrett (Sigourney Weaver), una joven música que reside en unos apartamentos de lujo, empieza a experimentar sucesos paranormales. Su vecino y enamorado, Louis Tully (Rick Moranis), también es testigo de ellos, viéndose involucrado en la historia. Serán los Cazafantasmas quienes tengan que enfrentarse a lo desconocido, pues no hay nadie en la ciudad que entienda qué es lo que está pasando ni siquiera supieran que estos seres existían. La historia es para vosotros.

Imagen de ‘Ghostbusters’ © 1984 Columbia Pictures, Delphi Films, Black Rhino Productions. Distribuida en España por Columbia Pictures. Todos los derechos reservados.

La película fue un éxito inmediato, tanto que pronto estuvo en salas la segunda entrega. Es una cinta que impactó mucho en su época, y que se ha mantenido como un hito en la historia del cine de los ochenta. A ello también contribuyó la banda sonora pegadiza y bailable, aunque nos interesa más destacar el valor de su guion. En él ya no se nos habla de gente sin preparación; aquí ya se adelanta a la época haciendo referencia a verdaderos científicos, quienes estudiaban otro tipo de cuestiones como hoy en día lo harían en The Big Bang Theory. Son personas que, en sus cálculos matemáticos y a través de la Física, dan nombres a fenómenos y crean leyes.

Imagen de ‘Ghostbusters’ © 1984 Columbia Pictures, Delphi Films, Black Rhino Productions. Distribuida en España por Columbia Pictures. Todos los derechos reservados.

Tampoco podemos olvidarnos de la interpretación y de sus actores, Bill Murray es el más socarrón, juega y disfruta con su estatus; Harold Ramis y Dan Aykroyd son más serios, más científicos, pero todos juntos forman esa película imperecedera que, aunque no se creía que fuera a convertirse en el éxito que fue, este mes cumple treinta y cinco años de éxitos.

Por eso, “en cada cosa pequeña hay un ángel”.

Muchas felicidades desde La Mecedora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.