Los sueños no desaparecen si las personas no los abandonan

Queridos amigos de Todo Es Cine:

Un placer volver a estar con todos vosotros. Os traigo una película sobre la que me gustaría que reflexionáramos, se titula de Regreso a Bountiful (1985), dirigida por Peter Masterson y basada en la obra homónima de Horton Foote; por esta cinta su protagonista, Geraldine Page, obtuvo el Oscar a la Mejor interpretación femenina.

regreso a bountiful en todoescine

Imagen de Regreso a Bountiful– Copyright © 1985 Bountiful Film Partners, FilmDallas Pictures. Distribuida en España por Filmax. Todos los derechos reservados

La historia nos lleva a Estados Unidos en los años cuarenta, la señora Watts (Page) vive en Houston en un pequeño apartamento de dos habitaciones con su hijo Luddie y su nuera Jessie. Ya han pasado veinte años desde que la señora Watts dejó su amado pueblo, y se escapa para poder volver a quedarse en la casa donde vio pasar su vida, la de sus padres y la de sus hijos, ya que dos de ellos se quedaron allí por enfermedades durante la infancia, y no regresaron más.

La señora Watts había intentado escaparse más veces, pero siempre la cogían; en esta ocasión es el destino el que hace que encuentre a una chica (Rebecca De Mornay), una joven que será su compañera de viaje. Esta vez, como dice la propia señora Watts: “Dios parece que nos ayuda y las cosas salen todo bien; otras veces no, quizá sea para disfrutar de los buenos momentos”.

Durante el viaje, la señora Watts le va contando a su nueva amiga todas las penurias de su vida. Cuando llegan a la parada de su pueblo, en la estación, la joven decide quedarse  y la señora Watts le cuenta que la amiga que iba a tenía que haber ido a buscarla, con quien se carteaba y de quien era amiga desde la infancia, acababa de morir. Ya no le quedaba nadie allí. Sin embargo, la señora Watts sabía que hay peores sitios donde acabar, su única ilusión era volver a ver su tierra, sus árboles, su casa.

regreso a bountiful

Imagen de Regreso a Bountiful– Copyright © 1985 Bountiful Film Partners, FilmDallas Pictures. Distribuida en España por Filmax. Todos los derechos reservados

Esta imagen trae a la memoria la escena de la Tara en Lo que el viento se llevó, la tierra da esa fuerza. En esta reflexión, y del dramatismo de esta película, podemos sacar una enseñanza importante; cuántas veces una sola cosa puede hacer felices a nuestros mayores; la vida ya se ha encargado de traerles desgracias, las circunstancias que les ha tocado vivir a muchos de ellos, les han dejado marcas en su cuerpo y en su mente. Ahora es el momento de ser felices, una felicidad que en lo que esté en nuestras manos, deberíamos proporcionar. En lo que podamos, demos una buena sonrisa de verdad, un “te ayudo”, un “¿quieres venir a dar una vuelta?” o un “¡te quiero!”. Cosas que no cuestan nada, sin embargo, valen tanto.

Que este nuevo año, la vuelta a Bountiful sea de verdad, que este nuevo año para el que tantas promesas hacemos, una de ellas sea hacer felices a nuestros mayores, ellos te lo agradecerán y tú te lo agradecerás.

Con todo el cariño, os deseo un feliz año nuevo.

Feliz enero desde La Mecedora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.