Haz las paces con el pasado
para que no arruine el presente.
Regina Brett

Queridos amigos de Todo es cine:

Aprovechando que estamos en verano, que hay más tiempo para poder leer y revisar películas que nos han quedado en el tintero, vamos en este especial dedicado al verano, a recordar dos filmes que nos aportan frescor y nos ponen una amable sonrisa.

mecedora_cincuenta_todo incluido_revista
Imagen de “Todo incluido” – Copyright © 2009 Universal Pictures, Relativity Media, Wild West Picture Show y Stuber Pictures. Fotos por John Johnson. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados

La primera es Todo incluido (2009, Peter Billingsley), en la que se narra la historia de cuatro parejas. Una de ellas está pasando por un mal momento y, aprovechando la oportunidad de llevar a un resort a todos los amigos para que les haga un buen precio, con cierta argucia les hacen acompañarlos allí, donde se dan cuenta de que los problemas los tenían todos. El gurú Marcel (Jean Reno), les empuja a poner en práctica métodos poco convencionales para que, en una película de enredos, de situación, con sus maravillosas playas y sus colores veraniegos, nos refresquen y nos hagan reír.

La segunda es Cincuenta primeras citas (2004, Peter Segal), en la que nos adentramos en la historia de Lucy (Drew Barrymore), una chica que, debido a un accidente, se queda sin memoria. Su amnesia es de tipo anterógrada, es decir, que le impide recordar todos los sucesos acontecidos después de haber sufrido el trauma. Debido a ello, toda la comunidad, su padre y su hermano, son cómplices en el intento de que cada día vuelva a ese momento, y así hacerlo eterno. Pero por otra parte, está Henry (Adam Sandler), quien es incapaz de mantener una pareja, pues le aburre y necesita que cada día sea nuevo. Pronto conoce a Lucy y juntos empiezan una historia de amor. Parecen ideales el uno para el otro, pues Henry puede a volver a enamorar cada día a alguien que no le recuerda.

Aunque el argumento daría para un buen guión de drama, es una historia llena de gags y de risas desternillantes. Como está situada en Hawai, sus playas, sus colores de frescor y su agradable sabor de boca, son ideales para el verano.

mecedora_cincuenta primeras citas_revista
Imagen de “50 primeras citas” – Copyright © 2004 Columbia Pictures, Happy Madison Productions, Flower Films y Anonymous Content. Distribuida en España por Columbia TriStar Pictures. Todos los derechos reservados.

He escogido estas dos películas, ya que creo que, a veces, se necesita una pequeña “cura” de colores, de risas y de sentirte bien; el mensaje es optimista y, a diferencia de las películas que últimamente suelen hacerse referente a las parejas –suelen ser de “tú aquí y yo aquí”, el “nosotros” no parece que quepa en esta sociedad-, en ellas sí se deja  un hueco para el amor. Todo incluido deja entrar una cálida brisa, la de pensar que hacerse adulto implica una carga que parecemos olvidar, y esa carga es sencillamente crecer. Pero crecer divirtiéndose, siendo feliz. Seguir en el instituto toda la vida y no pasar página, nos puede hacer las personas más infelices.

Así que diviértete en el momento que te toca, todo y mucho más; vive en tu tiempo y disfrútalo. Empieza como en Cincuenta primeras citas, que cada día sea nuevo, lleno de las cosas maravillosas que se presentan; haz de tu mundo un mundo para todos y para cada uno que va llegando a él.

El otro día, le decía a una amiga que, a veces, hay que dejar sitio en el armario para el otro, y también para los otros (los hijos, los padres…) y sólo es cuestión de dejar sitio, pero siempre teniendo tú el tuyo también.

Espero que paséis un feliz verano, a poder ser con tranquilidad y con esa paz que da el sentirse bien con uno mismo.

Con todo el cariño, desde la Mecedora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *