Apodérate del día, no confíes en el mañana

Horacio

Queridos amigos de Todo Es Cine:

Un placer volver a estar con todos vosotros. Se acaba el mes dando a entrada a otro que, espero, mejore y nos traiga muchas alegrías. Pero como en marzo ha sido el Día del padre, me gustaría acabarlo con una felicitación para todos ellos; para tal fin he escogido una película que espero os guste, Una cuestión de tiempo (2013, Richard Curtis). La historia nos lleva a Reino Unido. Una familia vive cerca del mar, el padre (Bill Nighy), la madre (Lindsay Duncan), el hijo Tim (Domhnall Gleeson), su tío y sus hijos.

mecedora_cuestion de tiempo_ambos

Imagen de Una cuestión de tiempo (About time) – Copyright © 2013 Universal Pictures, Relativity Media y Working Title. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

A través del tiempo se ven los acontecimientos, las reuniones y las amistades que pasan por sus vidas. Tim se va a trabajar a la ciudad, es abogado, pero antes de partir su padre le sorprende con una noticia que, en primera instancia, le parece una broma: los hombres de la familia tienen un poder especial, el de volver atrás en el tiempo. Sin embargo deben hacerlo con cierto orden, ya que no pueden realizar ciertas cosas. Tim lo intenta de inmediato. Se mete en un armario de la casa, aprieta los puños y vuelve al momento que cree oportuno para poder arreglar aquello en lo que considera ha metido la pata.

mecedora_cuestion de tiempo_armario

Imagen de Una cuestión de tiempo (About time) – Copyright © 2013 Universal Pictures, Relativity Media y Working Title. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Más tarde se casa con Mary (Rachel McAdams), y tiene un bebé, una niña preciosa. Al cumplir su primer año, la hermana de Tim sufre un terrible accidente, siendo la primera vez que Tim desafía toda norma para poder salvarla. Al volver no se da cuenta de que algo ha cambiado, su bebé es otro, viéndose obligado a deshacer lo andado. Poco a poco su vida va caminando, y sigue al lado de la mujer a la que tanto ama, y del padre al que adora, ya que la familia es una pieza fundamental en la vida de Tim. Pero un día una llamada cambia todo eso, su padre está enfermo. Solo os puedo decir que su poder le ayuda. Y el final, como siempre, es para vosotros.

mecedora_cuestion de tiempo_padre

El desenlace de esta película nos puede llevar a un tipo de reflexión, y es acerca del tiempo. Quién no ha querido alguna vez una máquina del tiempo. De hecho, en el cine es una constante, siendo temática de producciones tan dispares como Regreso al futuro, Atrapado en el tiempo, El tiempo en sus manos o Qué bello es vivir. Pero ¿por qué? Creo que la respuesta es sencilla, representa una salida, una forma de volver. Sin embargo, la pregunta debería ser otra, ésta es: ¿qué hemos hecho con el tiempo? Al final de la cinta el protagonista encuentra la clave en vivir todos los días, sin necesidad de esos poderes. Como bien remarca una de las frases del guion de Richard Curtis: “vivir extraordinariamente esta vida ordinaria”, así como “todos somos pasajeros del tiempo, lo importante es vivir lo mejor posible ese tiempo”. Tim adoraba a su padre, esa persona que iba por delante enseñándole con su propia vida, a pisar sus huellas; él era feliz durante aquellas tardes en que jugaba al ping pong con él; era un hombre sabio, le admiraba y no podía soportar su pérdida, afanándose por no perderle. Hasta que él solo aprende una lección. Su final feliz nos traslada a una playa durante su niñez, junto a una persona tan importante, dándole las gracias.

mecedora_cuestion de tiempo_playa

Imagen de Una cuestión de tiempo (About time) – Copyright © 2013 Universal Pictures, Relativity Media y Working Title. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Por eso apodérate del día de hoy y deja el mañana para no tener que regresar, aunque sea en pensamiento. Que tengáis un feliz mes de abril desde la Mecedora, con todo el cariño.

Y este recordatorio es para mi padre, en el segundo año que no está; y a uno de mis hermanos, que todos los días le echa muchísimo de menos. Un día puso: “ayer murió mi mejor amigo, la persona que me enseñó a amar a mi familia, a mis amigos y al Real Oviedo. Era mi padre”. Por eso, y para él en especial, va dedicado este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.