vida secreta de walter mittyTítulo original: The secret life of Walter Mitty.
Dirección: Ben Stiller. País: USA. Año: 2013.
Duración: 114 min.
Género: Comedia dramática, aventuras.
Reparto: Ben Stiller (Walter Mitty), Kristen Wiig (Cheryl), Shirley MacLaine (Edna), Adam Scott (Ted Hendricks), Sean Penn (Sean O’Connell), Patton Oswalt (Todd Mahar), Kathryn Hahn (Odessa).
Guion: Steve Conrad; basado en el relato corto de James Thurber.
Producción: Stuart Cornfeld, Samuel Goldwyn Jr., John Goldwyn y Ben Stiller.
Música: Theodore Shapiro. Fotografía: Stuart Dryburgh.
Montaje: Greg Hayden. Diseño de producción: Jeff Mann.
Vestuario: Sara Edwards. Distribuidora: Hispano Foxfilm.
Estreno en España: 25 Diciembre 2013.
Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años.

Deja de soñar. Empieza a vivir. Ese es el eslogan que presenta a una de las últimas películas del ya pasado 2013, La vida secreta de Walter Mitty, dirigida por el lamentablemente estereotipado actor de comedia americana Ben Stiller y basada en un relato de James Thurber. Aunque esta crónica ya fue llevada a la gran pantalla en 1947 por Norman Z. McLeod, la revisión de Stiller da un nuevo giro a esta historia de sueños, superación y surrealismos varios.

La historia en sí misma, realmente, no esconde nada especialmente original ni innovadora, y su moraleja final tampoco es nada del otro jueves: vive mientras vivas. Sin más. Enseñanzas de libro de autoayuda y alguna que otra frase que bien podría haber escrito cierto escritor portugués amigo de los guerreros de la luz. Si nos quedáramos en el guión de la película, la verdad es que Stiller (quien se ha limitado al oficio de dirigir y actuar, que todo hay que decirlo) no ha puesto una pica en Flandes en su enésimo intento como director. Porque algunos no lo crean, Ben Stiller no es un novato dando órdenes detrás de la cámara. Debutó en 1989 con un cortometraje llamado Elvis Stories, en el que participaba nada menos que Mike Myers, quien años después se coronaría como el estrafalario Austin Powers. Después, dirigió películas como Un loco a domicilio (1996), Zoolander (2001) o Tropic Thunder: ¡una guerra muy perra! (2008), entre algunas otras. En definitiva, ningún ejercicio de cine destacable más allá de risas motivadas (unas veces más y otras menos, dependiendo del filme) por chistes malos y chascarrillos de esos que tanto nos gustan los domingos muertos por la noche.

la vida secreta de walter mitty en todoescine
Imagen de “La vida secreta de Walter Mitty” – Copyright © 2013 Red House Entertainment y Twentieth Century Fox Film Corporation. Distribuida en España por Hispano Foxfim. Todos los derechos reservados.

Pero el caso es que esta película sí que tiene algo de especial. Créanme, no sé explicar bien el qué, pero lo tiene. Cuando una va a una sala de cine para ver una película dirigida por el protagonista de películas como Algo pasa con Mary (1998), Los padres de ella (2000) o Envidia (2004), la verdad es que no es fácil albergar buenas expectativas, aunque el tráiler prometía, como mínimo, una fotografía de lujo y una banda sonora más que aceptable. Así fue. Los paisajes que rodean toda la narración son, sencillamente, espectaculares. Sin duda, el director de fotografía (Stuart Dryburgh, según me chiva Filmaffinity) ha cumplido con creces con su trabajo. Las imágenes son pertenecientes a ese género de estética audiovisual propio de los documentales de National Geographic que ponen los pelos de punta al más indiferente. Sin duda, es más que obvio y asumible el empleo de técnicas de retoque digital (como ya decíamos, igual que en National Geographic), pero los espectadores de hoy tenemos más que asumidos estos hándicaps del cine contemporáneo, en el que difícilmente un cineasta sabe captar la belleza y la estética de la misma realidad.

la vida secreta de walter mitty en todoescine
Imagen de “La vida secreta de Walter Mitty” – Copyright © 2013 Red House Entertainment y Twentieth Century Fox Film Corporation. Distribuida en España por Hispano Foxfim. Todos los derechos reservados.

Respecto a la banda sonora, más de lo mismo. Empleada en los momentos adecuados, con el crescendo adecuado y la emotividad justa para, de nuevo, poner la carne de gallina a aquellos que estábamos en la sala. Theodore Shapiro y José González son los creadores de uno de los puntos más fuertes de la película, si no el más, junto a la fotografía. Como amante de la música, recomiendo a los que también lo sean que echen un vistazo al soundtrack que encontraréis sin ningún problema en Spotify, por ejemplo. El tema principal, Step out, es el mejor resumen que se puede hacer del mensaje de La vida secreta de Walter Mitty: salta, vuela, siente, supera tus propios límites… y vive.
Y si esto nos lo puede enseñar una película en vez de un libro de Paulo Coelho, pues mucho mejor, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *