La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.

Séneca

Queridos amigos de Todo Es Cine:

Un placer volver a estar con todos vosotros. Se va terminando el año y comienza pronto 2017, espero de corazón que sea un año de cine para todos. Hace poco, el 19 de diciembre, celebramos nuestro décimo aniversario. Os doy las gracias a todos, tanto a nuestros colaboradores -personas maravillosas que trabajan con el ánimo de daros parte de su amor por el séptimo arte-, como a vosotros, nuestros lectores, que hacéis que cada día esta revista online sea más grande. Enhorabuena a todos.

Imagen de “Elf” © 2003 New Line Cinema y Guy Walks Into A Bar Productions. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados.

Hoy he escogido la película Elf (2003, John Favreau), muy acorde con estas fechas, para intentar, a pesar de tantos acontecimientos trágicos, poner una cara amable a estas fiestas. La historia nos lleva a un orfanato, donde un bebé se introduce en el saco de Santa Claus y es trasladado al Polo Norte. Allí es criado por su padre adoptivo (Bob Newhart), que es un elfo.

Imagen de “Elf” © 2003 New Line Cinema y Guy Walks Into A Bar Productions. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados.

Pero el tiempo pasa y a Buddy (Will Ferrell) se le nota mucho que no pertenece a ese mundo, y en su búsqueda de su verdadera familia llega a Nueva York. Allí vive su padre (James Caan), siempre ocupado con sus negocios, su mujer (Mary Steenburgen) y su hermanastro, un niño de diez años que gracias a una vida de olvido y abandono, aunque no le falte de nada, está totalmente desposeído de cualquier espíritu de la Navidad.

Imagen de "Elf" © 2003 New Line Cinema y Guy Walks Into A Bar Productions. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados.

Imagen de “Elf” © 2003 New Line Cinema y Guy Walks Into A Bar Productions. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados.

Buddy, que llega de un mundo de piruletas y confeti, no da crédito al ver cómo el género humano, y ahora su familia, son personas serias, tristes y abandonadas. En busca de trabajo en unos grandes almacenes, se encuentra a Jovie (Zooey Deschanel), una chica a la que él cree elfa de verdad, y de la que se enamora locamente. Con ella pretende devolver al mundo y a su familia el espíritu del cual viene impregnado, el de la Navidad.

Imagen de “Elf” © 2003 New Line Cinema y Guy Walks Into A Bar Productions. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados.

La película es una comedia alegre y desenfadada, destinada todos los públicos. Una de las lecturas que se le puede hacer a esta historia es la de volver a tener espíritu, pero ese espíritu de amor, de fraternidad y de alegría; el ser agradecido, el ver lo pequeño y lo grande de nuestras historias, pensar que el hacer el ridículo como Buddy a veces no es tanto ridículo; la empatía, la ayuda a los demás. Querer cambiar el mundo es mucho, pero cambiar nuestro pequeño mundo no. Todos los días podemos trabajar por ser felices, pues nadie da lo que no tiene. E intentar desde las pequeñas cosas, las más humildes, dar una sutil pero hermosa sonrisa. Eso puede cambiar la mañana a la persona a la que va dirigida.

Imagen de “Elf” © 2003 New Line Cinema y Guy Walks Into A Bar Productions. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados.

Debemos ser conscientes del poder de la palabra, que una vez dicha no se sabe a dónde puede llegar; al igual que un guijarro en el agua produce ondas que llegan hasta la otra orilla.

Poco a poco, aunque nos cueste, debemos poner en práctica lo que menciona Séneca, ese filósofo estoico que nos ha dejado tan bellas palabras: la felicidad generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.

Desde la Mecedora, con todo el cariño os deseo feliz año nuevo.

1 comentario

  1. Lucía

    Lucía 25 diciembre, 2016 at 8:00 pm

    Responder

    ¡Qué maravilloso artículo! Muchas gracias, como siempre, a la Mecedora por traernos el mejor cine y las reflexiones más acertadas. ¡Feliz Navidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *