La sombra de Hopper es alargada

El  pintor norteamericano ha servido de fuente de inspiración para el mundo cinematográfico en numerosas ocasiones. Desde directores como Alfred Hitchcock a Wim Wenders se han visto influenciados por su obra.

indie_kill bill_tree

Kill Bill (vol. 1 y vol. 2) establece su punto neurálgico en una historia de venganza, a partir de ese eje vertebrador muchos de los matices son herederos de las influencias que capta el director, Quentin Tarantino. Nutrirse del carácter que define a Edward Hopper: el uso de la luz sobre una geometría estudiada al detalle, es uno de los elementos de los que Tarantino bebe a lo largo del transcurso de los dos volúmenes del film.

indie_kill bill_front

El empleo de esta determinada iluminación transmite una atmosfera solitaria y enigmática,  rasgo permanente  en la obra de Hopper, los ambientes representados por el pintor adquieren un carácter anónimo, donde las arquitecturas se camuflan en su entorno, son absorbidas, el ambiente se carga con un halo de apatía y desolación  en el que prima el silencio. Son lugares que gozan de vacuidad, ignotos y que se sienten solitarios aunque estén plagados de gente, llegando a ser claustrofóbicos en su inmensidad,  jugando a su vez con la cotidianeidad de lo representado.

indie_kill bill_gas

La muestra de lugares públicos sigue siendo una constante en los dos autores pero siempre subyace la misma idea: subrayar la soledad del personaje

indie_kill bill_room

Este aislamiento no solo es representado a través de objetos inertes o espacios inabarcables con arquitecturas desoladas, sino que también se haya  en la representación del individuo, donde una vez más juega un papel esencial el uso de las luces y las sombras, cómo estas inciden en los personajes y en el interior de ese espacio silente, recayendo sobre un determinado objeto relevante para la narración o escena, incluso enfatizando la expresión del personaje haciendo hincapié en su desasosiego o desamparo.

 

2 comentarios

  1. Pedro Fuentes 19 febrero, 2016 at 8:15 am

    Responder

    Muy interesante la reflexión. Deberíamos hablar largo y tendido de mi amigo Hop.
    Pedro Fuentes. Humanista.

    • Lucía

      Lucía 29 febrero, 2016 at 1:54 pm

      Responder

      Magnífico artículo, efectivamente. Y es totalmente cierto, somos muy fanáticos de Hopper en TodoEsCine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *