Breathe_In cartelTítulo Original: Breathe In
Año: 2013
Duración: 98 minutos
País: Estados Unidos
Director: Drake Doremus
Guión: Drake Doremus , Ben York Jones.
Música: Dustin O’Halloran
Fotografía:John Guleserian
Reparto: Felicity Jones,Guy Pearce,Kyle MacLachlan, Amy Ryan, Hugo Becker, Alexandra Wentworth
Productora:Indian Paintbrush / Super Crispy Entertainment
Género: Drama.

 

 

En estas últimas semanas es difícil encontrar a alguien que no se haya hecho eco de la fabulosa La teoría del todo, para Arco Berlanguiano es un motivo de celebración, ya que siempre es un placer disfrutar de cualquier trabajo de Felicity Jones.

Tras salir del cine con una grata sensación he sentido la necesidad de revisionar la que es para mí una joya dentro de su filmografía y que quiero recomendaros,  Breathe In , la segunda colaboración de la actriz con el director Drake Doremus tras el éxito de Like Crazy. En esta ocasión la trama gira en torno al cambio que experimenta  la vida de un profesor de música casado, Keith, (Guy Pearce), tras la llegada de una estudiante de intercambio, Sophie (Felicity Jones), con la que establece una peligrosa conexión.

breathe in piano

Imagen de Breath In © -2013 Indian Paintbrush, Super Crispy Entertainment. Todos los derechos reservados.

No podemos decir que Felicity Jones es una actriz de registros, casi siempre se mueve dentro del rango dramático y desde luego lo hace como pez en el agua, es la elección perfecta para este papel, aportando naturalidad, sensualidad, sencillez; además de soportar como pocas actrices primeros planos o incluso planos detalle que dotan de carga sentimental a la narración. En Breathe In forma un binomio perfecto con Guy Pearce, más conocido por su papel en Memento. Los dos establecen un juego de insinuación, miradas, tensión… La química entre los  actores es más que palpable, aportando la verosimilitud al metraje que quizá no consigue darle el propio argumento.

breathe in beso

 Imagen de Breath In © -2013 Indian Paintbrush, Super Crispy Entertainment. Todos los derechos reservados.

 

La carga, el peso del film, viene de parte de las interpretaciones, es el eje sobre el que se construye la película, en el desarrollo es donde podemos encontrar irregularidades. El inicio tiene un ritmo pausado pero que no aburre al espectador, con grandes escenas como el juego de miradas entre Sophie y Keith durante su concierto con la orquesta sinfónica; a partir de ahí ese ritmo se vuelve más rápido estableciéndose un final resuelto precipitadamente con situaciones manidas. Un rasgo distintivo en este tipo de trama es el uso de la música como hilo conductor, nos guía a través de los diferentes estadios de la relación, además de servir de punto de cohesión ente los protagonistas. Una buena elección, si os habéis quedado con más ganas de Felicity y de desgranar las diferentes capas que nos ofrece la obra de Doremus. Feliz Febrero queridos Berlanguianos.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *